Hospital San Agustín de San Felipe

Hospital San Agustín de San Felipe
El Hospital San Agustín de San Felipe fue el primer hospital de la ciudad inaugurado el 04 de marzo de 1927. Fue altamente positiva la llegada de la Congregación de las Hermanas Recoletas del Sagrado Corazón de Jesús a San Felipe y el funcionamiento del Hospital San Agustín, el primero de la ciudad. La crónica se hace presente para no olvidar y difunde estos valores porque aún esta la huella en el espíritu sanfelipeño el recuerdo del arribo de las reverendas el 04 de Marzo de 1927. Aquella tarde húmeda y calurosa impregnada del aroma de los cedros animado por el trinar de los pájaros y por el ruido estridente y monótono de las chicharras que ya presagiaban las lluvias.

Me dijo el Dr. Alfonso Bortone durante una conversación en su casa que el pueblo apacible echó a un lado su vida de rutina para recibir a cuatro monjitas humildes: las hermanas María Luisa, María Celina, Adolfina y San Tarcisio quienes atendían al llamado del General José Antonio Baldó Presidente del Estado Yaracuy para encargarlas de la atención del Asilo San Agustín cuya inauguración se celebraba esa tarde. Desde ese momento las hermanas de los pobres se adueñaron del corazón de todo el pueblo. Vinieron a sembrar la simiente del bien, la ternura y a ungir como un bálsamo del amor puro y desinteresado a aquellas personas aquejadas por enfermedades del cuerpo y del espíritu que allí buscaban refugio.

En esa ocasión vino a la ciudad la Beata Maria de San José. Y no se puede olvidar a la Hermana Guadalupe cuya obra caritativa se pierde de vista.
El Hospital San Agustín de San Felipe comenzó a construirse en 1925, la mano de obra era de los presos políticos y el General Baldó en funciones como Presidente del Estado Yaracuy lo inauguró el 04 de Marzo de 1927. La obra se había levantado encima del viejo cementerio “La Marced” en zona de San Felipe El Fuerte. La Hermana San Tarcisio después se hizo bionalista y junto a las demás monjas recolectaban comida en las casas de familias, también en el comercio local. Los hacendados contribuían y enviaban sacos de hortalizas y verduras a través del Ferrocarril Bolívar. Las medicinas eran regaladas para los enfermos hospitalizados. No pagaban nada. En 1930 el hospital fue remozado y equipado totalmente. Su arquitectura se cambió y fue ampliada su capacidad para 65 camas. El gobierno regional de entonces disponía de un situado que apenas llegaba a los 30 mil bolívares mensuales.
Read More

Calles modernas en San Felipe

Calles modernas en San Felipe

En 1930 comenzaban a haber Calles modernas en San Felipe. Las piedras entre el cemento y la maestría de los albañiles le dieron una visión a las rudimentarias calles de la vieja ciudad. Tambien comenzaron a levantarse urbanizaciones construyéndose viviendas modestas pero dignas. Fue el General Felix Galavis como Presidente del Estado Yaracuy quien le dio vida a estas calles largas y estrechas, para convertirse en caminos de esperanzas sitios abandonados y solos, comenzaron a recibir los primeros intentos de desarrollo al construirse casitas y edificios que presentaban aires de modernismo de la capital yaracuyana dejando atrás el atraso.

Se dice que Galavis se destacó con relieves extraordinarios con una personalidad impresa de humana conciencia, cuyas acciones fueron contenidas por las peculiares dificultades en la época y el sentimiento vertical del hombre amigo para los compromisos políticos y sociales que contrajo. Así lo asevera don Nicolás Perazzo cuando se inauguraron aquellas callecitas que comenzaron a abrirse para la modernización de una ciudad que experimentaba cambios positivos hacia su futuro.

Y por allí comenzó a caminar la ciudad hacia su propio desarrollo, hacia un porvenir justo y cordial. El reconocido periodista Oriol Parra, amigo recordado con mucho cariño que ya se nos fue, nos dijo que el Procurador de San Felipe Camilo Lugo cuando inauguraron aquellas callecitas de la pequeña urbe romántica y abierta a la solidaridad, comento:

“Al conjuro de un nuevo, ¡surge! ha visto mi regionalismo de sanfelipeño autóctono desaparecer las primitivas y sinuosas callejuelas para venir en su reemplazo estas amplias avenidas, donde los vacos perímetros por ellas circunscritos empiezan a mostrar el cimentar de humanas viviendas, sustituyendo asì el lugar solitario, cómplice obligado del malévolo acecho, por el templo feliz donde cante el amor el himno de sus ternuras y la ternura, las endecha del recuerdo”.
Read More

Raúl Ramos Giménez

Raúl Ramos Giménez

Tal día como hoy 22 de octubre de 1945 asume como Gobernador del Estado Yaracuy el Dr Raúl Ramos Giménez sustituyendo a don Atilio Araujo (trujllano) en cuyo gobierno se construyó el edificio del Grupo Escolar República de Nicaragua. El 18 de octubre (1945) fue derrocado el Gral. Isaias Medina Angarita y el nuevo gobierno conformado por una junta que preside Rómulo Betancourt designa a Ramos Giménez Gobernador del Estado Yaracuy asumiendo el cargo cuatro días después. Araujo no huyó, esperó que llegara Ramos Gimenez. Desaparecía la figura de Presidente del Estado Yaracuy y entra entonces el de Gobernador del Estado Yaracuy.

Raúl Ramos Giménez nació el 17 de agosto de 1917 en Araure, Estado Portuguesa pero desde muy niño se vino a su tierra yaracuyana, pues sus padres Desiderio Ramos era de Urachiche y también su madre Julia Gimenez quien era hermana del Gral. Juan Victoriano Giménez y Severiano Giménez ambos presidentes del Estado Yaracuy. Raul Ramos Gimenez provenia de un hogar humilde, fue zapatero, leia clasicos de autores nacionales y extranjeros. Hablaba varios idiomas, era apasionado por la lectura y preocupado por la oscura realidad y las llagas que sufría Venezuela en la etapa dictatorial que le toco vivir. Estudio primaria en la Escuela Padre Delgado de San Felipe cuando la dirigía el Prof. Fernando Ramirez donde ademas fue maestro y director del plantel. Estudio en el Colegio Salesiano de Los Teques y mas tarde en la Universidad Central de Venezuela donde se graduó con honores como Doctor en Ciencias Políticas.
Read More

Río Yurubi

Río Yaracuy

El Río Yurubi, el parque Yurubi, el amor de Yurubi. Ese nombre lo lleva mi primera hija, orgullosa del paisaje en su historia que nos manan desde El Chimborazo en bocanadas de vientos refrescando sus aguas en deslizamientos de un goteo milagroso bendecido para la vida que nos ofrece. Romántico era ese río que nos abre la nostalgia en apetitos de recuerdos. Antonio Alamo en su manojo prosista a través de “Fantasias Primitivas” dice de Yurubi cuando era la edad de la espesura en la virginidad de la montaña.

-En los declives verdes no alzaba aún sus chozas Cocorale y el Cocorote no ofrecía al sol su extraña de oro. Desconocida del café y su jazmín, la flor del bucare caía solitariamente, envidiada del coral y envidiosa del rojo tentador en los labios de Yurú.

-YURU era la noovia de YARAC.

-El amor que es lo primo y lo sumo entre las bellezas de la creación prendía en el alma aborigen su divinal esencia; del pecho, afluvio, embalsamada el ambiente; del ambiente se expandía en la pradera, y de la pradera germinaba en ondas de fecunda irradiación sobre nubilidad hermosa de la América. América es un tiempo del verbo amar,pasado y rico. YURU fue a bañarse en la lejana fuente; despojó su cuerpo grácil del gracioso vestido indígena, se dio toda ella a la onda y a la brisa, y sobre la superficie limpia tembló el pudor como un suspiro.

-Yurubi y ese río, y ese paisaje seguirán perpetuos en el corazón del pueblo. La bruma de sus aguas agónicas y ricas en amor seguirán bañando con su dulce brisa el alma sanfelipeña. La crónica seguirá metida allí,en ese paisaje, en Yurubi, para escoltar ese tesoro de la creación y verla con ojos propios con el verbo del corazón como prenda de orgullo para seguirla amando, eternamente.

Willians Rafael Ojeda Garcia