Yaracuy

Un destino por descubrir

Parque Histórico Arqueológico San Felipe “El Fuerte”

Parque Histórico Arqueológico San Felipe "El Fuerte"

La ciudad de San Felipe El Fuerte, fue destruida en cuatro oportunidades, tres veces por los pobladores cercanos y finalmente por el terremoto, el cual hizo estragos en la ciudad.

En 1768 tenía una población de más de 7000 habitantes, con 712 viviendas, y el territorio que ocupó lo describe el Sr. Genaro Zumeta, en 1912,así: “Por el Norte llegaban sus arrabales hasta la calle Zamora (hoy avenida 6); por el Este hasta la margen derecha del Río Yurubí chiquito, aguas abajo bordeando el bosque de Higuerón; por el Oeste, la quebrada Guayabal, que para entonces corría abundante agua, hasta el sitio llamado “La Alquería” y por el Sur, una línea diagonal, que partiendo de “La Alquería”, atravesaba parte de la hacienda “San Antonio”, buscando las “Tres Quebradas” para terminar en el lecho del Río Yurubí chiquito, cerca de la hacienda “Las Tapias”.

La ciudad de San Felipe El Fuerte descrita por el viajero Joseph Luis Cisneros antes de 1764, cuando publicó su libro “Descripción exacta de la provincia de Benezuela”, nos relata que la población de esta ciudad, comparada con las demás ciudades, era numerosa y la consideró como la de mayor comercio en Venezuela.

Parque Histórico Arqueológico San Felipe "El Fuerte"
Esta actividad se debió a la gran producción de cacao de sus haciendas y al movimiento que provocaban las operaciones de la compañía Guipuzcoana. el Río Yaracuy era entonces navegable, y los productos del valle se embarcaban en lanchones de fondo plano hacia el mar. Todo ese movimiento económico desaparece después del terremoto de 1812 pues más de la mitad de la población perece en la tragedia.

Luego de ser transformada San Felipe, de pueblo en ciudad por el Rey Don Felipe V y ordenada su reedificación, después de ser derrumbadas sus casas y posteriormente reducidas a cenizas más de 70 viviendas, la ahora ciudad fue levantada en un terreno distinto al de San Gerónimo de Cocorote, cuestión que fue considerada un engaño al Rey, optando por bautizar la población con su nombre, añadiéndole el distintivo de “El Fuerte” para halagar al soberano, refiriéndose a su poderío.

Parque Histórico Arqueológico San Felipe "El Fuerte"
San Felipe, población que tuvo en la colonia albores de grandeza y figuró entre las de mayor importancia del país, fué sacudida por el terremoto del 26 de Marzo de 1812, en la que perecieron aprisionados entre sus ruinas cerca de cinco mil personas, se conoció como la aldea de Cerrito de Cocorote. San Felipe “El Fuerte” abarcó los terrenos que se extendían desde el Río Yurubí hectáreas la Quebrada de Zeballos, y desde la calle Falcón (antes llamada Sucre) hectáreas el camino de la Negrita y las Tres Quebradas.

El valle de Yaracuy formó parte de los campos de la ciudad de Barquisimeto, habitada por diversas tribus indígenas: Caquetíos, chipas, Guayones, nivares, entre otros. Poco a poco, sus moradores fueron aceptando de buen agrado la convivencia con algunos españoles y con los criollos amoldados a las costumbres del país. Lentamente se fueron agrupando varios de ellos, especialmente los nativos de Nueva Segovia, en una pradera al lado de Cocorote, donde tenían mas facilidades para practicar el contrabando, ya que estaban aislados y con menos probabilidad de ser descubiertos.

Parque Histórico Arqueológico San Felipe "El Fuerte"
Para 1693 ya era conocido el lugar como “Cerrito de Cocorote“, en el mismo sitio donde moraban los Caquetíos. Constituido el pueblo, quedó sometido política y eclesiásticamente al Cabildo y a la Vicaría de Barquisimeto.
El desarrollo de la nueva villa fue asaz, lento y accidentado, debido a la aspiración de sus habitantes de independizarse políticamente de las autoridades barquisimetanas para obtener su absoluta autonomía. Las casas de sus pobladores fueron derribadas en tres oportunidades por presión del Primer Magistrado de la Provincia de Barquisimeto, hectáreas que fue incendiada en 1724.

En vista de los múltiples atropellos, los vecinos elevaron su voz de protesta a la corte de Madrid, pidiendo el consentimiento para habitar el pueblo, emancipado de la Nueva Segovia, consiguiendo que en Real Cédula, fechada en Sevilla el 6 de Noviembre de 1729, el Rey Felipe V, asintiera la transformación de pueblo en ciudad y que se le diera autoridades propias.

Parque Histórico Arqueológico San Felipe "El Fuerte"
Se escogió la cercanía del Valle Hondo para levantar su iglesia y plaza principal y a dos cuadras al Sudeste de ella, edificó sus almacenes la Factoría Guipuzcoana, de manera de monopolizar el comercio del café y cacao. La ciudad había sido levantada con admirable simetría, sus calles rectas, tiradas a cordel, cubrían una superficie de 132 cuadras con 528 solares, se convirtió en una hermosa urbe que sería orgullo de occidente por sus actividades agrícolas y comerciales; por la distinción y exquisitez de su sociedad; y por el aporte que dio su juventud al adelanto de las ciencias, al culto de la religión y a la gloria de las armas en las batallas decisivas de la Independencia Americana.

Es así como se levantaron la iglesia y la hermosa plaza, poblada de arrogantes árboles siempre florecidos; a dos cuadras, los almacenes de la Compañía Guipuzcoana; el cementerio al lado del templo; la Cárcel Real y la Casa Capitular, la cual destinó uno de sus salones para el “Teatro de las Comedias”; en el extremo oeste el Convento de Los Dominicos, con su pequeña plaza al sureste. En ella se construirían más tarde, numerosas fuentes públicas para surtir de agua a los pobladores.

En un lugar más céntrico que el primero y de mucha mayor amplitud, fue edificado el nuevo templo parroquial de Nuestra Señora de la Presentación, en una de las esquinas del antiguo cementerio público. Constaba de 3 naves con órdenes de columnas y arcos de ladrillos, al fondo de la nave central, el presbítero, con un hermoso arco al frente; 2 capillas de cada lado, una con la banda del Evangelio y la otra con la fuente bautismal.

Parque Histórico Arqueológico San Felipe "El Fuerte"
San Felipe “El Fuerte”, logró para 1812, figurar entre las principales ciudades del Occidente del país. Naciendo de ella hombres ilustres de ciencia y progreso, siendo elegante y alegre, hectáreas que el 26 de Marzo fueron rendidos en polvo sus edificios, asfixiando entre las ruinas a la mitad de sus habitantes. A esto se añadió el saqueo y salvajismo por los malhechores de lugares vecinos, dejando a la intemperie y en la miseria a los sobrevivientes de tal suceso, lo que les impulsó a abandonar esas tierras.

Luego de minuciosos trabajos de excavaciones, se logró restaurar una extensa zona de lo que fue la próspera ciudad de San Felipe “El Fuerte”, antes de ser destruida por el terremoto de 1812.

Es así como nace éste parque, inaugurado el 03 de Marzo de 1974, con una extensión de 10 hectáreas. de terreno totalmente desarrolladas, constituyéndose en el primer parque en su condición de reliquia histórica, siendo objeto de continuas visitas con la finalidad de conocer los aspectos relacionados con la economía, sociedad y religión de la antigua ciudad de San Felipe y además disfrutar de más de 100 especies vegetales como cedro, samán, cafetos, mangos, jabillos y otros.

Este extraordinario lugar fue declarado Monumento Histórico Nacional en gaceta oficia N° 37.710 de fecha 20-04-1985.

El Parque Histórico Arqueológico San Felipe “El Fuerte” se encuentra ubicado en la Av. 2 con Av. Caracas del Municipio San Felipe y se encuentra a cargo del Instituto Nacional de Parques (INPARQUES).

Anuncios
Anuncios