Yaracuy

Un destino por descubrir

Economía y recursos del Estado Yaracuy

VENTAJAS COMPARATIVAS Y COMPETITIVAS

Yaracuy, con el pasar del tiempo, se ha desarrollado de una manera concreta en todas sus actividades. Su crecimiento es notorio en la ganadería, la agricultura, el comercio, el turismo y en menor escala, la industria. Esto se debe a la dotación de los recursos que propician el desarrollo de las mismas. Aunado a esta situación, el estado ofrece múltiples ventajas, por encontrarse cerca de los principales mercados nacionales y una fácil accesibilidad hacia otros estados, donde se distribuyen los principales productos agrícolas como el maíz, caña de azúcar, naranja, café, plátano, oleaginosas, además de la fructífera y cada vez mayor actividad agropecuaria.

Cabe destacar, que este crecimiento comercial e industrial, ha motivado a incrementar la oferta de servicios, propias de las importantes ciudades del país, en los que se destacan estaciones de servicio, hoteles, restaurantes, lugares de esparcimiento, así como también el establecimiento de entidades bancarias.

Otro indicador de desarrollo en el estado, lo constituye el verdor de sus tierras, tanto en sus extensos y fértiles valles, como en sus cautivantes montañas, los cuales constituyen un recurso potencial para el turismo y que deben ser aprovechados.

Paralelo a los atractivos naturales, se encuentra el elemento histórico – cultural, donde Yaracuy se destaca debido a que guarda momento de gran relevancia como lo fue el terremoto de 1812 para Venezuela, enmarcado en las ruinas de San Felipe el Fuerte, las Minas de Cobre de Simón Bolívar, las costumbres negroides del municipio Veroes y la Cruz de Capuchino en Yaritagua, por sólo citar algunos ejemplos.

La correspondencia relativamente equilibrada de la población en el estado, también constituye una ventaja a su favor, debido a que el crecimiento de la misma ha sido de manera moderada, donde no existen índices de sobrepoblación y por lo tanto, se han evitado los efectos que esta situación pudiera dejar, como la contaminación ambiental, hacinamiento, largas colas de vehículos, alta delincuencia, etc. En fin, aún se siente la tranquilidad de las antiguas provincias.

Todo este conjunto de cualidades resaltadas anteriormente, crean un entorno favorable para la creación de un mayor número de industrias y establecimientos turísticos, así como la consolidación del sector primario, de forma tal que se desarrollen al ritmo del crecimiento actual del país.

RECURSOS AGRICOLAS

Yaracuy tiene un valioso potencial agrícola; aproximadamente el 39 % de su territorio, el cual está formado por suelos que presentan condiciones favorables para la agricultura.

De esta proporción, el 15% corresponde a tierras de alto potencial, las cuales tienen la ventaja de estar concentradas en grandes superficies continuas, como es el caso de la depresión Turbio – Yaracuy, área que goza de excelente ubicación geográfica y accesibilidad respecto a los mayores mercados de consumo del país.

Entre los rubros que se producen en el estado están la caña de azúcar, maíz, sorgo, algodón, oleaginosa, leguminosa, etc. Además, existen altas perspectivas para el desarrollo de renglones como el tomate, pimentón, mango, lechuga, aguacate, cítricos, cambur, melón, patilla, entre otros.

RECURSOS MINEROS

El territorio Yaracuyano tiene un importante potencial de recursos minerales, especialmente de los no metálicos, entre los que se cuentan: las arenas y gravas, arcilla, arenas feldespáticas, calizas, feldespatos, talco y yeso. Las estimaciones de reservas de estos minerales, se ubican entre las categorías de medianas y grandes y su calidad varía entre media y muy buena.

Las arenas feldespáticas, los feldespatos y el yeso, no están siendo explotadas, mientras que en el caso de las arenas, gravas y rocas calizas, hay una escasa diversificación en su aprovechamiento, por cuanto las explotaciones se orientan a nutrir exclusivamente la actividad de la construcción, aún cuando existen otras normas industriales que bien podrían utilizarlas. Además, el régimen de extracción de las arenas y gravas, sin apego a criterios conservacionistas, introduce modificaciones en las secciones de drenajes en perjuicio de terrenos agrícolas.

RECURSOS INDUSTRIALES

Para la localización de industrias, Yaracuy cuenta con un total de 922 hectáreas brutas distribuidas en zonas industriales en Independencia, Palito Blanco, Chivacoa, Yaritagua y Nirgua. El área neta de estas zonas industriales alcanza las 718 hectáreas, de las cuales apenas el 1% está disponible con todos sus servicios y se concentra en el municipio Independencia.

Problemas organizativos, así como también derivados de las limitaciones financieras de los entes estadales y municipales, han imposibilitado hasta la fecha, la dotación de servicios de la gran mayoría de las zonas industriales de la entidad.

No obstante, vale la pena destacar los esfuerzos que vienen adelantando los organismos del estado, de los cuales es buen ejemplo el caso de Chivacoa, donde la municipalidad logró rescatar 50,4 hectáreas brutas de su zona industrial, que no habían sido ocupadas.

Actualmente, esa superficie rescatada, cuenta con un proyecto de dotación de servicios por etapas y se adelantan las gestiones para acometer acciones coordinadas entre los distintos organismos competentes en materia de servicios, para cumplir en el corto plazo, la dotación de las 18,4 hectáreas correspondientes a la primera etapa.

RECURSOS FORESTALES

Desde siempre, el recurso forestal, ha constituido punto de ventaja para Yaracuy, debido a que propician la formación de las lluvias, generando de esta manera, recursos suficientes para las actividades agrícolas y pecuarias.

Sin embargo, es notable la disminución de la vegetación natural a causa de la expansión agrícola, hecho que influye sobre los recursos forestales. La intervención de la vegetación boscosa, ha afectado áreas de función protectora, desencadenando en ellas, procesos erosivos, rebajando los recursos hidráulicos e incluso las mejores especies maderables y la actividad ganadera.

En el estado existen áreas bajo régimen de administración especial (ABRAE) las cuales buscan la preservación de recursos forestales y zoográficos.

Vale agregar, que son necesarios programas de reforestación para saldar esta problemática, aunado a un programa de sensibilización y concientización hacia la población para salvaguardar este valioso recurso.

Anuncios