Cascada de Charo Grande



Cascada de Charo Grande

La cascada de Charo Grande es una de las maravillas naturales que aguardan en Yaracuy. Está ubicada en la Sierra de Aroa, tiene su acceso por la carretera Cararapa – Caño Negro. La Cascada de Charo Grande, conocida por los baquianos como El Salto. Recientemente fue declarada Patrimonio Natural del Municipio Bolívar y está ubicada dentro de una hacienda privada. El recorrido desde el portal -y a pie- lleva una hora y media.

“Para visitar este tipo de lugares se deben tomar previsiones, como usar ropa adecuada (de algodón o impermeable) y que cubra preferiblemente todo el cuerpo para que no se adhieran las garrapatas; repelente de insectos; agua potable y caramelos (para evitar subidas o bajas de tensión). Las montañas son engañosas. No deben explorarse sin un guía”, aconseja un integrante de la Unidad de Bomberos Forestales, quienes además se ocupan de crear conciencia en las comunidades sobre la protección de la flora y la fauna silvestre.

Cascada de Charo Grande
Hay que observar por donde se camina. De esta manera podrá alertar cualquier serpiente: “El 80 por ciento no son venenosas. Casi siempre salen en las noches para cazar. Aun así hay que estar prevenido”, puntualiza Hernández. La aventura se vive desde el principio. Las ramas de los centenarios árboles dejan entrever un tímido cielo teñido con turpiales, paraulatas, pájaros carpinteros y colibríes. Pero cuidado porque no solo encontrará vacas y toros deambulando. Los campesinos aseguran haber visto tigres.

La cascada de Charo Grande deja sin palabras a quienes han tenido la fortuna de conocerla. Su majestuosidad apabulla a cualquiera. Su profundo manantial en tono verde aguamarina es tan cristalino que permite ver las piedras y pececitos que aguardan en su fondo. Este pozo ovalado no está solo. Justo del lado izquierdo hay otro con forma de jacuzzi. Es más pequeño, íntimo y profundo. El agua que los vierte corre sobre una roca gigante que alcanza unos 10 metros de altura. Si desea puede escalarla. A medida que avance encontrará más manantiales de inigualable belleza. Por si fuera poco, en el sitio abundan los árboles de jobo. Su olor lo embriagará y lo acompañará en gran parte de la travesía.

Está hermosa cascada cuenta con tres niveles de aproximadamente 30 metros de altura, la cual ofrece al visitante un turismo de aventura, disfrutando de sus refrescantes aguas, pudiéndose realizar prácticas de rapel, observación de flora y fauna y un excelente contacto con el medio natural virgen.

Ubicación: Sierra de Aroa, Municipio Bolívar.