José Policarpo Reyes Zumeta



José Policarpo Reyes Zumeta

Don José Policarpo Reyes Zumeta, fue un destacado representante de Yaracuy ante el parlamento nacional, nació en la ciudad de San Felipe, pertenece a una familia que viene de San Felipe El Fuerte, vazcos, procedentes de España en 1768 se dice que el primero de los Zumeta, Domingo de Zumeta, llego a la ciudad en calidad de Oficial Mayor de la Compañía Guipuzcoana en las oficinas rectoras de San Felipe El Fuerte.

A don José Policarpo Reyes Zumeta le conocì personalmente , fue un hombre estudioso, culto, diplomático, historiador, filosofo, escritor y masón. Sin duda, un personaje histórico de la ciudad.
Pues bien en 1935 don Jose Policarpo acompaña a su hermano el Mayor Gabriel Maria Reyes-Zumeta cuando asume la Presidencia del Estado Yaracuy por disposición del Presidente de la República General Eleazar Lopez Contreras y le ayuda en sus gestiones por democratizar la región. Ambos hermanos trabajan duro por su Yaracuy. Don Jose Policarpo con su destacada figura civilista lo hacen muy popular en su pueblo y por muchas otras razones es escogido para que represente a su amado Yaracuy ante el Congreso de la República de Venezuela (hoy Asamblea Nacional)en 1940.

José Policarpo Reyes Zumeta

Y se va al parlamento nacional. A las puertas del hemiciclo el día de la instalación del soberano Congreso de la República don José Policarpo Reyes-Zumeta luce en su pecho la Medalla de Instrucción Pública y la Orden del Libertador. Rondaba este destacado yaracuyano los 50 años de edad. Y en aquellas instalaciones del poder legislativo nacional respira buenos aires confiado que le esperan excelentes momentos para desarrollar su trabajo como legislador. Su primer trabajo como Diputado al Congreso Nacional lo comienza con mucha firmeza y dedicación cual fue organizar la Sociedad Bolivariana de Venezuela, de la que fue presidente del Comité Organizador para hacerle entrega luego de esta gran responsabilidad a un destacado venezolano como fue el Dr. Vicente Lecuna. Ademas, a parte de asistir y trabajar en el Congreso Nacional, escribe artículos, crónicas y cosas históricas en algunos medios entre estos “La Esfera” y “El Heraldo” periódicos de mayor circulación en Venezuela en aquellos momentos. Los discurso de Reyes-Zumeta son memorables, su verbo emocionaba las barras y se dice que con las damas asistentes al parlamento será siempre un romancero. Su simpatía en el Congreso lo hacia un parlamentario especial, particularmente su capacidad de trabajo. En esos tiempos se dedica a escribir la novela “Entre Cafetos y Cordones”, que es prácticamente su autobiografía.

Durante los dos años y tantos meses del periodo de sesiones el Congreso de la República, su gestión como Diputado por Yaracuy se destaca en tres importantes aspectos.La primera fue la exhumación de los restos de los héroes que acompañaron al Libertador Simón Bolívar en la guerra de Independencia para ser trasladados al Panteón Nacional. En este caso le fue muy honroso rendirle homenaje al Prócer de la Independencia Suramericana el yaracuyano Coronel José Joaquin Veroes (murió en San Felipe el 8 de enero de 1855, hace 161 años) cuyos restos descansan desde el 16 de diciembre de 1942 en el Panteón Nacional gracias a las gestiones de Reyes-Zumeta.

Otra de sus actuaciones fue la enérgica protesta ante la reforma constitucional introducida por el gobierno nacional ante el Congreso del artículo 20 de la Ley de Educación que consagraba la libertad de culto, la cual era lesiva a los derechos inmanentes en la Constitución. Se trataba de imponer la obligatoriedad de la enseñanza de la religión católica en las escuelas públicas. A tal extremo llego la oposición de Reyes-Zumeta que fue rechazada en la Cámara de Diputados lo que provoco revuelo nacional. Reyes Zumeta fue un ferreo defensor de la libertad de cultos y de expresión. Y sostenía que las logias masonicas habían sido prácticamente las defensoras del ideal independentista de Venezuela.

En otra gestión de Reyes-Zumeta en el parlamento nacional en 1940 es lograr la construcción por parte del ejecutivo nacional de la carretera que une a Nirgua con el resto del Estado Yaracuy, que se había estado solicitando desde 1936. Sus actuaciones en el Congreso le llevan a cultivar amistades con grandes figuras de la intelectualidad y política nacional como fue su amistad con Andres Eloy Blanco, Rómulo Gallegos, el eminente historiador Rafael Pocaterra de quien fue su secretario privado.

Aparte de ejercer la diputación, don José Policarpo Reyes Zumeta ocupó altas posiciones en la vida publica. Fue Embajador Plenipotenciario de Venezuela en Bolivia, y su obra intelectual, histórica y política es reconocida en otros países del continente.Es uno de los fundadores del Centro de Historia del Estado Yaracuy. La crónica no podía olvidarlo ni olvida a este ilustre yaracuyano, orgullo de nuestra tierra.

Murió en Valencia el 1º de septiembre de 1982.
williansyaracuy@hotmail.com